Explotó Stopingi: “Para que la IDF atienda tus reclamos hay que ser de la 62”

Cayetano Stopingi en Rompe 12-06“Tenemos que tapar pozos y juntar basura como todos los días, y el capataz me indica que teníamos dos funcionarios para trabajar. Fue la gota que colmó el vaso. Teníamos una funcionaria que se enfermó, otro que debía sacarse sangre y quedamos con dos funcionarios. La segunda ciudad del departamento con toda su extensión territorial, para atender a 7000 personas, no podemos estar tapando pozos y juntando basura con dos personas. Esas mismas muchachas que estuvieron trabajando en la  mañana, limpiando el centro por ejemplo, al rato estaban tapando pozos. ¿Bilbao cuenta a los choferes del camión? ¿Cuenta la encargada del estadio de baby? Sarandí tiene una necrópolis que precisa gente, pues hay que estar haciendo reducciones y sepelios, y tenemos dos funcionarios allí. Tenemos una funcionaria –de los tres que había cuando yo ingresé- en el Gimnasio. Un solo horario. El Gimnasio funciona porque hicimos un acuerdo con las instituciones que lo utilizan para que también se encarguen del mantenimiento y su cuidado”, dijo Cayetano Stopingi desde Sarandí Grande en referencia a la falta de funcionarios que denunció a principios de semana.
Según indicó, desde que ingresó como Alcalde, el Municipio de Sarandí Grande cuenta con 20 funcionarios menos.
De acuerdo a un acta labrada el día 14 de febrero de 2019 con la presencia del entonces Intendente Carlos Enciso, el director de Descentralización Luis Bilbao y quien en ese momento fungía como director de Obras, Guillermo López, “desde la comuna se tomó nota de la carencia de personal, a tal punto que las autoridades de la IDF se comprometieron a adjudicar dos peones para tareas en el Municipio”.
“Sin embargo esa designación nunca ocurrió”, señaló.
“Que no me vengan a decir que es un hecho político. Lo que pedimos es para poder trabajar, no estamos [MORE...]pidiendo para otras cosas. Lo comparo con la situación de la Intendencia, cada vez que voy hay un asesor nuevo. Y son asesores que cobran arriba de los 50 mil pesos, y hay una empresa contratada amiga. Y coincidente que esa misma gente que se contrata es la que anda revoleando la bandera. Lo que pido es para trabajar”, estampó Stopingi.
De cara al futuro, Stopingi Prado dejó claro que se encuentra “a dos o tres meses de culminar la gestión, pues renunciaré al Municipio para ser candidato a la Intendencia”, sin embargo dijo preocuparle “la situación de la ciudad, que Sarandí no tenga autonomía. Ahí está la prueba de las cosas. Tenemos que estar dependiendo de la Intendencia y de Florida para cortar el pasto o para juntar basura y tapar pozos. Esas cosas no pueden suceder y máxime considerando que el criterio de la Intendencia no ha sido un recorte de funcionarios. Al contrario, cada vez tienen más empresas amigas, más asesores, y cada vez gastan más recursos en cosas que a la gente no le interesan. Yo defiendo los intereses de mi ciudad. La gente de Sarandí Grande, los que me votaron y los que no me votaron, esperan que yo defienda a la ciudad. Entonces digo que nosotros con la cantidad de funcionarios que tenemos, es imposible trabajar. Y que Bilbao y el intendente de López salgan sueltos de cuerpo a decir que no es tan así, no se la llevo. Ellos saben y conocen bien la situación”.
En tiempos electorales las diferencias se han agudizado y el Alcalde entiende que ello ha sucedido a partir de las distancias políticas entre unos y otros. Dijo desde Sarandí Grande “obviamente ha habido una embestida desde que yo dejé la Agrupación Manuel Oribe y desde que pasé a ser un rival. Vinieron a juntar firmas al barrio Garibaldi para hacer una obra que ya está presupuestada, le están mintiendo a la gente. Los hacen firmar para decirles que harán una obra que hay que hacerla porque está presupuestada hace 5 años, porque fue la que incorporamos con todos los compañeros del Municipio dentro del programa de gobierno. Y calle Lavalleja hay que hacerla porque la plata está, y los pluviales de las dos cuadras de Mevir III –que se siguen inundando- hay que hacerlos porque son fondos del fideicomiso que están ahí. Todas esas obras para las cuales están los recursos, hay que hacerlas en esta gestión”.
Otra denuncia que formuló el jefe de gobierno de Sarandí Grande se enfocó en la ausencia, por primera vez en 30 años, de un programa oficial de actos de octubre. En un mes destinado a homenajear a la Batalla de Sarandí, la Intendencia de Florida no aportó absolutamente ningún evento artístico – cultural para Sarandí Grande. “Uno aguanta y hace la vista gorda pero en un momento explota. No es una cosa sola, son varias. Llegó el mes de octubre y Sarandí Grande por vez primera en los últimos 30 años no tuvo un aporte de la IDF para los festejos del mes. Lo que digo es, cuando ocupamos cargos públicos estamos obligados a ser responsables y comprometernos con la gente. Ese compromiso va pura y exclusivamente atado a que nosotros no podemos actuar de una forma con los que nos votan y de otra forma con otra gente. La gente de Sarandí y de todo el departamento que ha tenido que llamarme y golpearme la puerta, sabe que nosotros abrimos las puertas del Municipio a todos, a los que votan a los blancos, colorados y Frente Amplio. Parece que para que la IDF te dé importancia o atienda tus reclamos hay que ser de la 62. Han perdido la institucionalidad y la visión de la responsabilidad y el compromiso que es estar al frente de un cargo público”, concluyó.

Comments are closed.